900 188 111
Seleccionar página

Estudio científico NutriCare

Resultados contundentes en la Pérdida de Peso

 

En NutriCare hemos querido demostrar que se puede perder peso con excelentes resultados físicos, obteniendo beneficios para el organismo y sin poner en riesgo la salud presente y futura.

Los resultados han sido contundentes y demuestran, una vez más, que NutriCare es una dieta que funciona: el 95% de nuestros clientes se muestran muy satisfechos con los resultados obtenidos tras realizar nuestros Programas.

Ensayo Bio-antropométrico NutriCare
Muestra: 20 personas
Edad Media: 43 años
Duración del Programa: 4 meses

7 beneficios directos:

Pérdida de peso segura y mantenida

Todos los participantes experimentaron una pérdida de peso constante y sostenida durante los 4 meses que duró el estudio. De media, la pérdida de peso llegó hasta 1 kg/semana pudiendo ser normal hasta 2kg en la primera semana.

Reducción de los niveles de grasa

De media, todos los miembros del estudio redujeron su porcentaje de grasa en un 18%. En dietas equilibradas este dato suele ser menor y en caso de que sea mayor, siempre es a costa del daño hepático asociado.

Disminución perímetro cintura

Perdieron de media 11 cm de contorno de cintura. Puede establecerse el paralelismo aproximado de:

1kg menos de peso corporal=1cm menos de cintura

Mantenimiento de la fuerza muscular

Cuando se realiza una dieta desequilibrada se destruye músculo y, en consecuencia, se disminuye la fuerza muscular. En este estudio queda patente que durante la realización del Programa NutriCare todos los participantes mantuvieron o aumentaron su fuerza muscular.

Mayor hidratación, menor envejecimiento

La grasa es un tejido “seco”, por lo que cuanta más grasa se acumula, mayor es la deshidratación corporal asociada al envejecimiento.

En todos los casos de este estudio se experimentó un incremento del porcentaje de agua corporal, lo que confirma que al adelgazar de forma saludable, se consigue una mayor hidratación.

Disminución de la tensión arterial

Las personas del estudio tenían hipertensión al comienzo. Todos ellos experimentaron un descenso de la tensión arterial a las pocas semanas, alcanzando niveles adecuados como secuencia de la pérdida de peso.

Mejora definitiva de la analítica clínica

Se obtuvieron resultados muy positivos, mejorando valores como: la glucosa, el colesterol, el ácido úrico, etc.

Share This