900 188 111
Seleccionar página

El jueves 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón, una iniciativa promovida por la Federación Mundial del Corazón, con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unesco, que se celebra desde el año 2000.

La celebración de este día tiene como objetivo dar a conocer masivamente las enfermedades cardiovasculares y, sobre todo, su prevención, control y tratamiento. Son más de 100 los países que organizan eventos para tomar conciencia de este tipo de enfermedades, como el infarto de miocardio o el accidente cerebrovascular, dos de las enfermedades más mortíferas a nivel mundial.

Estas enfermedades cardiovasculares pueden encontrar su origen en múltiples factores, como el tabaquismo o la diabetes, siendo uno de los principales la obesidad, por eso, en nuestro artículo de hoy, te contamos cómo afecta ésta a los problemas de corazón.

Problemas de corazón por obesidad

El sobrepeso y la obesidad son dos de los factores de riesgo más habituales de cara a sufrir una enfermedad cardiovascular. 

Como ya hemos indicado en anteriores post, se considera sobrepeso cuando el índice de masa corporal (IMC) supera los 25 kg/m2. Cuando éste es debido a un exceso de grasa, puede llegar a ser igual o más peligroso que la obesidad y sus complicaciones.

Recordemos también, que la obesidad se manifiesta cuando el IMC supera los 30 kg/m2. Es una enfermedad que ha alcanzado unas proporciones consideradas epidémicas a nivel mundial, representando un grave problema de salud con consecuencias físicas, psicológicas y sociales.

Este desmedido exceso de grasa corporal provoca que las personas que lo sufren presenten un mayor riesgo de sufrir consecuencias como;

  • Infarto de miocardio o ataque al corazón, provocado por un estrechamiento de los vasos sanguíneos encargados de llevar la sangre hasta el corazón.
  • Angina de pecho, provocada por la reducción del flujo sanguíneo al corazón.
  • Insuficiencia cardíaca, que provoca que el corazón no pueda bombear con normalidad la sangre que necesita el organismo.
  • Arritmia, alteración del ritmo cardíaco.
  • Enfermedades cerebrovasculares como ictus, causadas por un sangrado intracerebral o por la formación de coágulos de sangre en el cerebro.
  • Insuficiencia renal, con el riesgo de requerir tratamientos de hemodiálisis.

comer para proteger tu corazón

Cómo mantener una buena salud cardiovascular

La Organización Mundial de la Salud ofrece una serie de consejos para cuidar nuestro corazón de una manera sencilla y reducir así los riesgos de sufrir una enfermedad cardiovascular.

Es necesario seguir una dieta “cardiosaludable”. El colesterol y la hipertensión son dos grandes enemigos del corazón y el primer paso para combatirlos es seguir una dieta adecuada. La dieta considerada como más “cardiosaludable” es la dieta mediterránea, gracias a su alto contenido en frutas, verduras, pescado azul, legumbres, aceite de oliva, … Deberemos tener en cuenta estas sencillas recomendaciones;

  • Consumir frutas y hortalizas a diario.
  • Limitar el consumo de azúcares simples.
  • Consumir legumbres entre dos y tres veces por semana.
  • Limitar el consumo de carne roja y aumentar el de pescado.
  • Incluir frutos secos en la alimentación diaria.

También será necesario cuidar la manera en la que cocinamos los alimentos, ya que también es un factor de suma importancia para la salud de nuestras arterias. Cocciones al vapor o a la plancha son mucho más recomendables que frituras, elaboraciones con salsas, … Y no debemos olvidar realizar las 5 comidas principales del día; desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.

Entre las comidas que pueden ayudarte a mejorar tu salud cardiovascular encontramos alimentos como la quinoa, cuyo contenido en fibra y lípidos insaturados ayuda a controlar los niveles de colesterol en sangre, o la soja, cuyo consumo reduce las concentraciones de colesterol-LDL -el conocido como “colesterol malo”- y triglicéridos en sangre, y aumenta el colesterol-HDL -colesterol “bueno”. Puedes incorporar a tu alimentación diaria todos los beneficios de la soja consumiendo el Batido de Soja Chocolate, o su variedad de vainilla. O los beneficios de la quinoa preparándote una Sopa de Cocido NutriCare, un sustitutivo de comida ideal si eres un amante de la cuchara.

Los cítricos son una de las frutas más saludables para el corazón es la naranja, ricos en fibra y en vitamina C y con un gran poder antioxidante. Además, su contenido en potasio ayuda a regular la tensión arterial. Frutos secos como los pistachos contienen gran cantidad de esteroles vegetales, que ayudan a mantener los niveles de colesterol en sangre dentro de los límites recomendados.

Para mantener nuestro corazón sano, también será necesario realizar ejercicio físico, al menos durante media hora cada día, así como limitar el consumo de sustancias perjudiciales para el organismo, como el tabaco y el alcohol, y reducir el consumo de sal.

Cuida tu corazón con NutriCare

Como comentábamos, con una nutrición adecuada y unos hábitos de vida saludables, conseguirás que tu corazón se mantenga más sano y por más tiempo.

Con motivo del Día Mundial del Corazón, nuestros Asesores NutriCare pueden realizarte un chequeo gratuito para detectar si tienes riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular.

Si todavía no tienes Asesor NutriCare, llámanos al teléfono 900 188 111 o contacta con nosotros. ¡Anímate a dar el primer paso por tu salud!

Protege tu corazón

Escríbenos, te contactaremos para cualquier consulta o comenzar un Programa NutriCare.

Quiero enterarme de las últimas novedades y de las mejores promociones de la compañía;

He leído y acepto la política de privacidad 


Share This
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En que puedo ayudarte?
Nuestro horario de oficina es de lunes a viernes de 9:30 a 14:30
En breve nos pondremos en contacto contigo. 😊