900 188 111
Seleccionar página

El intenso color violeta y la agradable fragancia que despide delatan la presencia de la lavanda en cualquier jardín donde se encuentre. 

La versatilidad de la lavanda se percibe al descubrir que es ingrediente de muchos productos de limpieza, de higiene personal y de fármacos, pues es considerada un adaptógeno sumamente apreciado por sus propiedades terapéuticas

Siendo una planta conocida en el mundo entero que ha demostrado características medicinales que van más allá de su agradable aroma, es preciso conocer cuáles son sus beneficios y usos.

¿Para qué sirve la lavanda?

  • Nombre científico: Lavandula
  • Familia: Lamiaceae
  • Clase: Magnoliopsida
  • Reino: Plantae
  • División: Magnoliophyta
  • Orden: Lamiales

En la naturaleza encontramos numerosas plantas que les otorgan a los hombres muchos beneficios. En este sentido, la lavanda representa una solución práctica en la atención de la higiene, la cosmética y la salud, como se expone a continuación. 

  • Ayuda a reducir el dolor neuropático. Distintos estudios compilados por la Sociedad Española de Fitoterapia señalan la posibilidad de que el aceite esencial de lavanda pueda disminuir la hiperalgesia producida en procesos de inflamación crónica y dolor neuropático.
  • Usada en la cosmética. Su utilidad en este importante campo estriba en que sus propiedades antioxidantes protegen la piel de los radicales libres, haciendo que luzca más tersa y saludable. También es un ingrediente común en los tratamientos para combatir el acné.
  • Útil para el cuidado bucal. La infusión de lavanda beneficia la salud general de las encías y previene el mal aliento. De la misma forma, se puede usar con éxito para eliminar heridas y úlceras en la zona bucal.

Propiedades de la lavanda

  • Es un antiséptico natural.
  • Tiene propiedades antiinflamatorias.
  • Actúa como relajante del sistema nervioso central.
  • Es antioxidante. 
  • Tiene propiedades analgésicas.
  • Actúa como cicatrizante.

Beneficios de la lavanda para la salud

La aromaterapia se ha puesto de moda, por lo que una práctica común en spas son los difusores con aceite de lavanda. En muchos hogares de todo el planeta se acostumbra tener uno en la habitación y encenderlo antes de dormir, para ayudar a relajar los nervios del cerebro y lograr un descanso más profundo. 

Ahora bien, más que eso la lavanda tiene otras propiedades que la convierten en una poderosa aliada de la salud.

Beneficiosa para la digestión

Desde los tiempos de la Primera Guerra Mundial se valoraban sus propiedades antibacteriales para tratar problemas gastrointestinales, pues hay evidencias médicas que indican que se puede usar para inhibir el crecimiento de bacterias en el estómago

Por otro lado, sus características antiespasmódicas contribuyen a la regulación del sistema digestivo. 

Tiene múltiples usos para la piel

Como esta planta curativa posee virtudes antiinflamatorias y analgésicas, puede utilizarse para fomentar el proceso de sanación de heridas, en conjunto con otros medicamentos.  

Los alcoholes terpénicos y los taninos presentes en la composición de la lavanda son los responsables de las propiedades antisépticas y astringentes de la lavanda. De ahí que se emplee en cremas y geles para curar afecciones de la piel y el cuero cabelludo.

Lavanda para calmar la ansiedad

Una investigación de la Universidad de Viena, Austria, señaló que un preparado de aceite de lavanda produce un “efecto ansiolítico clínicamente significativo y alivia el sueño perturbado relacionado con la ansiedad”. Esto ratifica lo que desde hace más de 2.500 años se sabía, que el aceite de lavanda puede ser muy útil para el sistema nervioso. 

En otro sentido, tomar un baño de agua caliente con un jabón aromático a base de esta planta, relaja los sentidos y los prepara para un dulce sueño. Así mismo, colocar gotas de aceite sobre la almohada ayuda a la relajación y conciliación del sueño. 

¿Cómo usar la lavanda?

La lavanda, como planta medicinal, tiene infinidad de usos: analgésico, regenerador celular, sedante, antiséptico, antiinflamatorio. Pero también ha encontrado un lugar en la elaboración de fragancias, lociones, aceites para masajes y enjuagues capilares, entre otros.  

Mencionamos a continuación algunas forma de emplearla:

  • Aceites de masajes. Funciona como bálsamo para aliviar dolores musculares, jaquecas tensionales o los signos iniciales de la migraña.
  • Enjuagues capilares. Muchos productos a base de gotas de aceite esencial se emplean como enjuagues capilares para ayudar a eliminar tanto piojos como liendres.
  • Infusiones. En esta presentación la lavanda sirve para hacer infusiones o té que mitigan los síntomas emocionales como el estrés, la ansiedad y el insomnio. 
  • Fragancias. El aceite esencial es el eje central de muchos perfumes, al ofrecer una aroma floral equilibrado, limpio y fresco

Ventajas y desventajas de la lavanda

El nombre científico Lavandula officinalis de esta planta aromática se hizo muy popular entre los antiguos romanos, que la empleaban en baños relajantes. Aún ahora, la lavanda sigue demostrando que es capaz de aliviar el estrés físico y mental, además de ofrecer otras ventajas terapéuticas.

Ventajas de la lavanda

  • Es efectiva para tratar la tortícolis, migrañas, dolores reumáticos y lumbares.
  • Ayuda a regenerar los tejidos y evitar infecciones tras una quemadura.
  • Es eficaz en el tratamiento de enfermedades de la piel como la psoriasis y la dermatitis atópica.
  • El aceite de lavanda puede usarse en el cuero cabelludo para ayudar a eliminar la caspa y darle un agradable aroma al pelo.
  • Al ser antioxidante, contribuye a tener una mejor digestión y es bueno para combatir la degeneración celular.

Desventajas de la lavanda

  • Está contraindicada en pacientes con úlceras gástricas.
  • No es recomendable usarla durante el embarazo.
  • No puede usarla quienes tengan alergia al aceite esencial. 

Precauciones en el uso de la lavanda

Son muchos los beneficios que reciben quienes consumen la lavanda. Sin embargo, hay ciertos aspectos que considerar al momento de ingerirla para evitar reacciones adversas, de modo que, nunca debe usarse sin consultar previamente a un especialista de la salud.

Estas son algunas de las precauciones a tener en cuenta:

  • Se recomienda utilizar el aceite de lavanda sólo en zonas externas, pues en algunos pacientes puede causar alergias.
  • El uso continuo de su aceite esencial en hombres puede generar ciertos desequilibrios hormonales.
  • No se debe aplicar la lavanda en niños menores a 2 años.
  • Debido a sus propiedades relajantes y calmantes, el principal efecto colateral es la somnolencia, así que no es conveniente abusar en su ingesta.

Fragante, hermosa y versátil, estos son los atributos que a simple vista se le atribuyen a la lavanda, pero esta prima cercana de la menta definitivamente es más que eso, porque ha demostrado estar al servicio de la salud humana durante milenios.

Escríbenos, te contactaremos para cualquier consulta o comenzar un Programa NutriCare.

Quiero enterarme de las últimas novedades y de las mejores promociones de la compañía;

He leído y acepto la política de privacidad 


Share This
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En que puedo ayudarte?
Nuestro horario de oficina es de lunes a viernes de 9:30 a 14:30
En breve nos pondremos en contacto contigo. 😊