900 188 111
Seleccionar página

El verano está a la vuelta de la esquina y ya comenzamos a escuchar todo un arsenal de propuestas para adelgazar. Unas y otras intentan convencer de que son el mejor método para perder peso de forma rápida pero, gran parte de estas dietas carecen de evidencia científica alguna. No cuentan con garantía de estar respaldadas por un Equipo Médico o profesionales que velen por nuestra salud, llegando incluso a resultar perjudiciales para nuestro organismo.

Por ello, a la hora de escoger un método para perder peso que sea adecuado es fundamental que, de forma previa, nos informemos de manera conveniente de los pros y contras del mismo.

Una vez hemos decidido iniciar una dieta para perder peso, debemos tener en cuenta que el número que aparece en la báscula debe quedar en un segundo plano. Con esto queremos decir que lo realmente importante es la adopción de unos hábitos de vida saludables que se puedan mantener a lo largo del tiempo. Esta es la mejor manera de evitar el “efecto rebote”, es decir, la recuperación de los kilos perdidos.

¿Cuánto peso puedo perder en un mes?

Buena pregunta. Según expertos del mundo de la alimentación, se ha determinado que el ritmo adecuado de pérdida de peso es el que se encuentra entre 0,5-1kg/semana o lo que es lo mismo, 2-4 kg/mes. Dicha cifra puede variar en función de las características antropométricas e individuales de cada persona.
Cualquier dieta para perder peso que prometa perder más de este rango, deberíamos ponerla en cuarentena hasta asegurarnos que se trate de una dieta saludable, eficaz y de que no provoque el temido efecto rebote.

¿Qué consejos debo tener en cuenta para perder peso de forma saludable?

Son muchas las recomendaciones que podemos introducir en nuestra dieta habitual para lograr perder peso de forma saludable:

comer verduras y hortalizasIncluye frutas y verduras todos los días: Como parte de una alimentación saludable, se recomienda que se consuman unas 5 raciones de frutas y verduras diariamente. En el caso de que no te gusten las verduras, se aconseja la preparación de purés o cremas en las que se combine el vegetal escogido con un alimento proteico (por ejemplo: pollo, pescado o quesitos desnatados), así cambia su sabor y pueden resultar más apetitosas.

Controla las cantidades a consumir: A la hora de servirnos, hay trucos que ayudan: emplear platos pequeños (llenos para que se vea que hay comida) y dejar el pan y la fuente con la elaboración preparada en la cocina, para evitar la tentación de repetir.

Tómate el tiempo necesario para comer: Es importante que, a la hora de realizar las ingestas, no “devores” la comida, debes comer despacio. Mastica bien los alimentos, ya que ello facilitará su digestión y la absorción de los nutrientes que contienen.

Intenta realizar 5 comidas diarias: Con el objetivo de no llegar con demasiado hambre a las comidas principales, es aconsejable efectuar pequeñas ingestas a lo largo del día: una media mañana entre el desayuno y la comida y una merienda entre la comida y la cena.

No abuses de alimentos procesados: El consumo de este tipo de productos (nuggets, fingers, pizzas…) puede favorecer la ganancia de peso, por lo que debemos evitarlos.

Lleva una vida activa y realiza ejercicio de forma regular: Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) las personas entre 18 y 65 años deben practicar, al menos, 2,5 horas semanales de actividad física moderada, o al menos 75 minutos semanales de actividad física intensa, o una combinación equivalente entre actividad moderada e intensa.

Evita el consumo excesivo de alcohol y de refrescos: La ingesta, tanto de bebidas alcohólicas como de refrescos, guarda una relación positiva con el sobrepeso y la obesidad. En el caso del alcohol, éste se caracteriza por su aporte de “calorías vacías”, es decir, su consumo sólo aporta energía pero ningún nutriente. Si te cansa beber mucho agua, como alternativa, puedes recurrir a las infusiones y bebidas de elaboración casera, mezclando agua y diferentes frutas (por ejemplo: limón o naranja).

Emplea técnicas culinarias sencillas: Nos referimos a cocinar los alimentos con vapor, cocción, plancha, asado… Utilizando estas formas de cocinado evitaremos otras más laboriosas y que aportan exceso de calorías como guisos, estofados, fritos, rebozados…

¿Cómo ayuda NutriCare a perder peso?

bajar de peso haciendo dietaNutriCare, a través de soluciones adaptadas a cada persona, contribuye a lograr una pérdida de peso saludable y eficaz. Lo consigue asegurando un aporte nutricional diario completo, a través de sus comidas: productos nutricionales innovadores, deliciosos y bajos en calorías. 

Otro factor de éxito en los Programas NutriCare es la labor del Asesor que motiva, ayuda y facilita llegar al objetivo de peso de cada cliente. Todo ello con el respaldo del Departamento Médico de la Compañía.

Esto convierte a NutriCare en claro referente en dietas saludables y eficaces, con más de 600.000 clientes satisfechos con los resultados. 

¿Empezamos?

Share This
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En que puedo ayudarte?
Nuestro horario de oficina es de lunes a viernes de 9:30 a 14:30
En breve nos pondremos en contacto contigo. 😊