900 188 111
Seleccionar página

Es difícil prescindir de los plásticos en nuestra vida ya que forman parte de ella, por eso no te pediremos que los tires al contenedor amarillo, pero sí te daremos las claves para que distingas, en el ámbito alimentario, los que son perjudiciales para tu salud de los que no.

1.Es importante comprar los envases en establecimientos que nos den garantía y confianza.

2.Comprobar si el recipiente lleva grabado en la base, por su parte externa, el símbolo de un tenedor y una copa, significará que es apto para uso alimentario.

3.Antes de cada uso, asegurarse que el envase no se encuentra dañado. Si tuviera algún defecto o imperfección (rotura, arañazo, etc) es mejor retirarlo.

4.Seguir las instrucciones de uso, tanto en tiempo como en condiciones de temperatura recomendados. Lo ideal es que éstas estén grabadas en el propio envase, si no fuese así, se recomienda guardarlas para futuras consultas.

5.Cuando vayamos a utilizar alimentos en caliente, debemos asegurarnos que los recipientes plásticos especifiquen que son aptos para ello. También si vamos a usarlos para almacenar los alimentos en el congelador. En este caso, si se utilizan para congelación, hay que evitar golpes que puedan dañar su estructura.

6.Las tapas “antisalpicaduras” que se usan para cubrir alimentos en el microondas, deben ser de un material adecuado (ejemplo: PP, polipropileno) y retirarse tras observar alguna clase de deterioro físico.

7.No todos los envases de plástico son aptos para microondas y/o lavavajillas, debemos fijarnos en las recomendaciones del fabricante.

8.Los alimentos que vienen embolsados y semipreparados para ser cocidos o calentados, en el microondas o al baño maría, normalmente han sido testados por el fabricante previamente y su uso es seguro, siempre que se sigan con exactitud las instrucciones y no se reutilicen. Por tanto, no calentar alimentos en bolsas que no hayan sido diseñadas para tal fin.

9.No es recomendable introducir en el microondas las tapas de los envases de plástico cuando calentemos el alimento, porque la mayoría no soportan las altas temperaturas (se deforman o degradan).

Y ya puestos, es importante que conozcas el nombre y apellido de los plásticos que tienes en tu cocina, ya que unos son de fiar y otros, no tanto. Para saberlo, fíjate en el número de los envases de plástico que tengas en casa, se encuentra marcado en la base, dentro de un triángulo.  Nosotros sólo te recomendaremos los MÁS SEGUROS:

nº1 PET (Polietileno Tereftalato)
Encontrado en: botellas de agua, refrescos y aceite de cocina…
Riesgos: Puede desprender antimonio y  ftalatos.

nº2 HDPE (Polietileno de Alta Densidad) RECOMENDADO
Encontrado en: envases de leche, zumos, yogur y bolsas de plástico…

nº3 PVC (Policloruro de Vinilo)
Encontrado en: Botellas de agua, de condimentos, film transparente …
Riesgos: Desprende plomo y ftalatos, entre otros. También pueden emitir gases tóxicos.

nº4 LDPE (Polietileno de Baja Densidad): RECOMENDADO
Encontrados en: Bolsas de un solo uso (las utilizadas en fruterías…), en algunas botellas…

nº5 PP (Polipropileno): RECOMENDADO
Encontrado en: plásticos para almacenar alimentos, vajillas plásticas, moldes NutriCare…por su alto punto de fusión permite contener líquidos y alimentos calientes.

nº6 PS (Poliestireno/ espuma de poliestireno):
Encontrado en: bandejas de carne, utensilios de espuma como vasos y platos desechables utilizados en fiestas.
RIESGOS: Pueden desprender partículas cancerígenas y alquilfenoles estrogénicos.

nº7 Otros: Plásticos y resinas de distinta composición y características. Aquí están incluidos los PC (Policarbonatos), material que hasta hace poco contenía Bisfenol A.

Con esta información, nos atrevemos a darte algunos consejos:

• Es preferible utilizar envases de vidrio con la tapa plástica para almacenar alimentos.
Evita las bandejas y vasos de estirofoam (similar al corcho blanco), sobre todo con líquidos calientes, porque además de bisfenol A, desprenden poliestireno, un tóxico muy dañino para el organismo. Evita este tipo de material sobre todo para meterlo al microondas y para bebidas calientes.
• Tampoco se recomienda utilizar film transparente o papel de aluminio para conservar los alimentos. Aunque aún no hay resultados concluyentes en humanos, pero podría existir una relación entre la acumulación de aluminio en el cerebro como una de las causas principales de Alzheimer. Por ello recomendamos sustituir estos materiales por bolsitas de cierre hermético tipo Zip, elaboradas con LDPE , un tipo de plástico que no desprende toxinas.

Cada día se da un paso adelante en lograr nuevos materiales 100% biodegradables y menos nocivos para la salud que podrían hacer la misma función que los plásticos tal y como los conocemos. Hasta entonces, esperamos que esta información sirva de guía y consulta

Escríbenos, te contactaremos para cualquier consulta o comenzar un Programa NutriCare.

Quiero enterarme de las últimas novedades y de las mejores promociones de la compañía;

He leído y acepto la política de privacidad 


Share This
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En que puedo ayudarte?
Nuestro horario de oficina es de lunes a viernes de 9:30 a 14:30
En breve nos pondremos en contacto contigo. 😊