900 188 111
Seleccionar página

En multitud de ocasiones, uno de los motivos principales por los que puede fallar una dieta es la ansiedad por la comida. Un impulso fuerte irrefrenable, una sensación de que tenemos que comer o picar algo. 

Esta sensación de ansiedad por la comida es especialmente habitual cuando se empieza una dieta para adelgazar. Hay dos tipos de ansiedad por comer:  fisiológica y emocional. Tanto el cuerpo como la mente perciben un menor suministro calórico y reaccionan segregando una mayor cantidad de hormonas del apetito que estimula la sensación de hambre, pero también estimula el mecanismo de recompensa que tiene que ver con el comer emocional y que lo enfoca a modo de señal para que ingiramos lo necesario para obtener las calorías a las que nuestro organismo está acostumbrado.

En este artículo te contamos qué es realmente la ansiedad, por qué aparece y qué podemos hacer para evitarla.

¿Qué es la ansiedad?

Si buscamos en la RAE, la ansiedad se define como el “estado de agitación, inquietud o zozobra del ánimo”, así como la ”angustia que suele acompañar a una enfermedad”.

Aplicado a la comida o a la dieta, el significado es el mismo; la ansiedad por comer es la sensación de agitación o angustia que aparece y que nos impulsa a ingerir determinados tipos de alimento.

En este punto tenemos que tener claro que no es lo mismo comer por ansiedad, o para reducir la ansiedad que nos puede provocar otra situación no relacionada con la comida, que sufrir ansiedad por la comida. Cuando hablamos de ansiedad por la comida, nos estamos refiriendo a esa obsesión por comer que, generalmente, suele aparecer cuando estamos llevando a cabo una dieta de adelgazamiento, especialmente en el inicio de ésta.

Esa ansiedad por la comida es la que provoca que, en ocasiones, una persona pueda empezar a comer algo compulsivamente sin saber por qué, o que le resulte casi imposible parar de comer aun sabiendo que no debería hacerlo e incluso no teniendo apetito. Suele ser comida palatable menos saludable, rica en grasa e hidratos de carbono.

¿Por qué aparece la ansiedad por la comida?

La ansiedad por comer se da cuando comemos sin tener hambre fisiológica real y lo hacemos por una necesidad que aparece de forma impulsiva e incontrolable. Esta sensación provoca que intentemos resolver un conflicto o una necesidad que realmente es emocional, no física, a través de la comida, sin ser ésta la solución adecuada. Esto es lo que se conoce como comer emocional.

Chica abriendo la nevera para picar algo por ansiedad

Esa ingesta impulsiva provoca una sensación de bienestar a corto plazo, ya que el hecho de comer libera sustancias, como la dopamina, que nos hacen sentir bien. Pero, pasado un breve tiempo, las sensaciones de angustia y de malestar vuelven a aparecer, ya que la comida no solo no ha solucionado el problema, sino que puede generar sentimientos de culpabilidad y remordimientos.

Esto acaba provocando más ansiedad e incluso convirtiéndose en un hábito ya que se vuelve a comer para volver a sentirse bien.

Causas que pueden provocar esa ansiedad

Aunque son distintas las causas que pueden provocar esa ansiedad por la comida, las más habituales son;

  • Alto nivel de estrés. El estrés es una respuesta natural de nuestro cuerpo ante situaciones complicadas o de tensión. Cuando se afronta a diario, el cuerpo lo interpreta como un peligro, amenaza o miedo y provocará esa sensación de ansiedad por comer.
  • Baja autoestima. Las personas con una autoestima baja o con inseguridades pueden sentir, habitualmente, sensaciones de incertidumbre, vacío o insatisfacción, siendo la comida un recurso habitual para llenar ese vacío.
  • Mala gestión emocional. Como decíamos unas líneas más arriba, la ansiedad por la comida no aparece por una necesidad física, como pueda ser el hambre, sino por un problema emocional. 

Cómo calmar la ansiedad por la comida

Mejora la relación contigo mismo y trabaja tu autoestima. Cuanto más aumente tu autoestima y más seguridad sientas en ti mismo, aumentará el control que tienes sobre tus emociones, fuerza de voluntad, aceptación y autoconocimiento, hechos que ayudarán a reducir tus niveles de ansiedad.

Es importante localizar los momentos en los que aparece esa sensación e intentar encontrar las respuestas reales a por qué aparece realmente esa ansiedad, en qué momentos ocurre y qué piensas una vez empiezas a comer.

Tras analizar esas situaciones de ansiedad, nos daremos cuenta de que esa sensación incontrolable de hambre coincide con momentos de estrés y de preocupación; estrés laboral, malas noticias, cambios hormonales… Una vez podamos detectar las causas que provocan que esa sensación aparezca, será mucho más fácil controlarlas y evitar así la compulsión de comer.

Práctica ejercicio físico. Ya sabemos que la actividad física y el deporte no tiene únicamente beneficios estéticos en nuestro cuerpo. Realizar ejercicio físico regularmente nos ayudará a aumentar nuestra autoestima y autoconfianza, al mismo tiempo que reduce el estrés y mejora nuestro estado de ánimo.

Mantén una dieta equilibrada. Una dieta variada y equilibrada, asegurando un adecuado aporte de fibra diaria, conseguirá que nos sintamos más saciados.

Duerme bien. Es necesario mantener unos hábitos de sueño saludables. No dormir las horas suficientes provocará que estemos más cansados e irritables durante el día, afectando directamente a nuestro organismo y aumentando los niveles de hambre.

Spray Saciedad ES-TOP y Activador Lipídico

El nuevo Spray Saciante ES-TOP de NutriCare es una solución innovadora, segura y eficaz que te ayudará en tu Programa NutriCare a combatir la ansiedad y la falta de voluntad.

El Spray Saciante regula el apetito con 24 ingredientes naturales que incluyen hierro, magnesio, zinc, vitaminas del grupo B, especias, semillas, frutas, cereales, legumbres y hongos.

Gracias a las propiedades hipoglucemiantes de los principios activos de los componentes que contienen (entre otros, la quercetina del cilantro, la papaína de la papaya, o la lícina del ajo), estimulan la producción de insulina, además de ser antioxidante. El resto de ingredientes confieren al producto características saciantes, diuréticas, carminativas y fortalecen el sistema inmunitario, además de ayudar a disminuir el colesterol y ácidos grasos. La sinefrina, que contiene, produce un efecto termogénico que induce a una pérdida de apetito.

Cristina García

Cristina García

Coordinadora del Departamento Médico NutriCare

Colegiada: 24412
Licenciada en Farmacia (Orientación Dietético-Farmacéutica) (Universidad Complutense de Madrid).
Doctorada Nutrición (Facultad Farmacia Universidad Complutense).
Técnico Especialista en Nutrición (Instituto Ciencias de la Salud y la Actividad Física).
Máster Especialista en Nutrición deportiva  (International University Study Center Universidad Cádiz).
Máster Especialista en nutrición y Deporte (Escola Gallega de Formación).

Escríbenos, te contactaremos para cualquier consulta o comenzar un Programa NutriCare.

Quiero enterarme de las últimas novedades y de las mejores promociones de la compañía;

He leído y acepto la política de privacidad 


Share This
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En que puedo ayudarte?
Nuestro horario de oficina es de lunes a viernes de 9:30 a 14:30
En breve nos pondremos en contacto contigo. 😊